¿Porqué debemos cambiar el pañal de pie? (A partir del año aproximadamente)

El control de esfínteres es el proceso de aprendizaje que los niños y las niñas deben seguir para conseguir dominar voluntariamente los músculos que permiten la evacuación de la orina y las deposiciones.

Se trata de una parte del crecimiento y del desarrollo de la autonomía que se debe plantear de manera individual, porque cada niña y cada niño tiene su ritmo para conseguir lograrlo.

Para acompañar en este proceso del control de esfínteres y que el niño o niña sea lo suficientemente autónomo como para dejar el pañal, ya que el pañal NO se quita si no que es el propio niño o niña que decide cuando dejarlo porque está preparado, veremos como fomentar y acompañar en este proceso tan importante.

El cambio de pañal a partir de que el niño o niña ya camina, debería hacerse en vertical.

¿Por qué?

Pues porqué según algunos aspectos fundamentales del método Montessori, cambiar a los niños o niñas en vertical facilita la autonomía de los pequeños.

Dejar el pañal debe ser progresivo y respetuoso con el ritmo individual de cada niña o niño. La mejor manera de facilitar este proceso de forma gradual es empezar a hacer los cambios de pie.

Cuando están en posición horizontal:

  • El niño o niña se siente bloqueado ya que no tiene libertad de movimiento.
  • El niño o niña no puede ver su pañal, de tal manera que no se hace consciente de ese proceso.
  • Tiene la necesidad de mover las piernas, ya que están en el aire, y el adulto le bloquea el movimiento (muchas veces con fuerza).
  • Conectar y hablar con el adulto, ya que sus ojos y los del adulto estarán a la misma altura.

Estar en posición vertical les permitirá:

  • Participar activamente del cambio
  • Facilitar progresivamente su autonomía
  • Concienciarse sobre su cuerpo para avanzar en su progreso hacia el control de esfínteres
  • Aprender poco a poco y a su ritmo a vestirse y a desvestirse, a limpiarse, a tirar su pañal o ropa sucia en el sitio apropiado.
  • Conectar y hablar con el adulto, ya que sus ojos y los del adulto estarán a la misma altura.
  • Y si además les cambiamos de pie, y delante de un espejo, su conciencia corporal aumenta mucho más.

¿Cómo establecer estos cambios de pañal?

Debemos crear un espacio ambientado y adecuado para el niño o niña.
Un espacio que le permita intimidad.
Para un buen ambiente, seria interesante tener al alcance del niño o niña:

  • Una cesta con ropa de recambio
  • Un orinal o WC adaptado
  • Una toalla pequeña
  • Una papelera para tirar el pañal sucio
  • Algún cuento sobre el control de esfínteres
  • Un espejo a su altura

Facilitar un proceso más natural y progresivo hacia el control de esfínteres y la conquista de la

Scroll hacia arriba